China y Europa: retos y oportunidades :: News :: Port Barcelona
Volver a todas las noticias

China y Europa: retos y oportunidades

China se ha convertido en la primera economía del mundo tras décadas de crecimiento sostenido. Hoy, su economía está transformándose para encarar con éxito los cambios que se producen en las diferentes regiones del mundo, los flujos comerciales y la globalización. China está pasando de ser un país esencialmente exportador, gracias a unos costes de producción muy bajos, a convertirse en un actor global con intereses en prácticamente todos los sectores y con empresas y bancos de ámbito mundial.

La Chinese University of Hong Kong Business School y ESADE Business School, a través de ESADE China Europe Club, organizan el próximo 2 de diciembre en Hong Kong la conferencia “China y Europa: retos y oportunidades”, que cuenta con la participación del subdirector general de Estrategia y Comercial del Port de Barcelona y vicepresidente de la International Association Ports and Harbors, Santiago Garcia-Milà, entre otros profesores y expertos internacionales.

La conferencia analizará las bases del crecimiento actual chino, las inversiones realizadas en Europa durante el 2015 y las oportunidades que el continente ofrece al comercio y a las empresas chinas. China ha apostado por convertirse en un inversor global, mediante la compra de compañías y la inversión industrial con marcas propias. Esta apuesta va acompañada por la implantación de bancos chinos en los países receptores de inversiones. Los cuatro primeros bancos chinos, que se encuentran en pleno proceso de expansión en Europa y EE.UU., jugarán un papel protagonista en la globalización de la economía china.

Los puertos lideran las cadenas logísticas globales

Paralelamente a este proceso, el comercio entre Europa y China seguirá creciendo. En su presentación, Santiago Garcia-Milà planteará diferentes objetivos a corto plazo para mejorar estos intercambios comerciales: integrar las cadenas logísticas entre Europa y Asia; impulsar las empresas para que ofrezcan servicios de alcance global; simplificar los trámites documentales en el transporte marítimo internacional; e incrementar la fiabilidad de los servicios, dando a la vez más transparencia al negocio del transporte y la logística.

Los puertos están liderando actualmente el desarrollo de ofertas logísticas integrales entre China y Europa. El Port de Barcelona, que tiene una de las productividades más altas del continente, ha asumido plenamente este rol y es hoy la principal plataforma catalana y española para la internacionalización de las empresas.

El Port de Barcelona presenta una ubicación excelente para ser la puerta sur de Europa y hub de distribución mediterráneo para los productos chinos. La ruta marítima desde Asia hasta los grandes puertos atlánticos necesita más días de navegación que hasta los puertos mediterráneos, y en muchos casos las mercancías tienen que realizar mayores recorridos en camión hasta su destino final, comportando un mayor impacto medioambiental -cada vez más penalizado por la UE- en el tramo marítimo y terrestre, así como mayores costes logísticos.

Conectividad marítima y terrestre

Para conectar con los mercados europeos y mediterráneos el Port dispone de líneas de short sea shipping fiables y consolidadas, y está apostando decididamente por el ferrocarril, que ya tiene una cuota superior al 10%. Barcelona tiene actualmente más de 100 líneas regulares operadas por 163 armadores que escalan en 850 puertos de todo el mundo y concentra la principal oferta de servicios logísticos de la región. Se trata de servicios altamente especializados y de valor añadido, con un largo recorrido gracias a la diversificación, madurez y grado de internacionalización del tejido industrial catalán. Servicios específicamente adaptados a cada sector, como por ejemplo el de la automoción, químico, farmacéutico, moda y calzado, etc.

Conscientes de esta situación, las compañías marítimas y los grandes operadores logísticos están apostando por el Port de Barcelona. Los armadores han puesto en servicio nuevas líneas regulares, con un mayor número de escalas y operadas por naves de gran capacidad, de hasta 16.000 TEU. El puerto catalán es hoy, después de Port Said, el enclave del Mediterráneo con más líneas regulares con China, algunas de ellas con un transit time de sólo 20 días.

 

 

 

ESADE es una escuela de negocios radicada en Barcelona y con 50 años de existencia. ESADE China Europe Club es un Bussiness Club fundado en 2010, abierto a las multinacionales chinas instaladas en Europa. Su objetivo es analizar y debatir el modelo de crecimiento económico actual y acompañar a las empresas en su proceso de internacionalización.

 

El Port de Barcelona es miembro de ESADE China Europe Club.

 

La Chinese University of Hong Kong Business School es una escuela empresarial con 50 años de existencia que desarrolla diferentes programas de formación con ESADE.

 

 

http://www.esadegeo.com/china-about

 

http://mba.cuhk.edu.hk/upcoming_events_post/cuhk-esade-joint-conference/